Vampiro Edad Victoriana
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Informacion basica Ghoul
27/11/13, 12:21 pm por Crono

» DONES AUSPICIO {KIEH}
23/11/13, 06:25 pm por Administración

» DONES AUSPICIO {RISHI}
23/11/13, 06:17 pm por Administración

» DONES AUSPICIO {ARCAS}
23/11/13, 06:02 pm por Administración

» DONES GURAHL URSANO
23/11/13, 05:25 pm por Administración

» DONES GURAHL HOMÍNIDOS
23/11/13, 05:11 pm por Administración

» Protectores del Río
23/11/13, 04:43 pm por Administración

» Guardianes de la Montaña
23/11/13, 04:40 pm por Administración

» Emboscados del Hielo
23/11/13, 04:37 pm por Administración

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el 01/09/15, 03:01 pm.
Créditos
La creación de este foro he ideas del Diseño son exclusivamente de Mithras, desde la CSS, Imágenes, widgets y diseño.
Afiliaciones Normales
Guerra de Sangre

Tremere Victorianos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tremere Victorianos

Mensaje por Victorian Age el 16/05/13, 10:25 pm

Tremere

¿Quién habría imaginado, hace más de ocho siglos, que los Brujos sobrevivían a su tumultuosa transición al mundo de los Condenados y rechazarían las hostilidades de los clanes superiores a ellos durante milenios, para alzarse a una posición prominente a fines del siglo XIX y destacar sin comparación como practicantes de su estilo único de poder no-muerto? Para los Tremere, el camino ha sido largo y duro, pero al concentrarse como los demás Vástagos condenables no han podido hacerlo desde su concepción bíblica (¿¡bah!), han eliminado toda duda sobre su habilidad.
La época victoriana parece estar hecha a medida de los propósitos de los Tremere. Con el entusiasmo de estos tiempos por lo oculto, incluso hasta el extremo de reconocer a sociedades secretas dedicadas a estos propósitos, y el interés de los legos en los secretos de la hechicería, los Brujos disfrutan de una libertad de movimientos inaudita en todo el Imperio y más allá. Mientras que antaño la Inquisición prohibía la participación de lo oculto por medio de la excomunión o la muerte, la cultura secular moderna restringe el marco de actuación de ésta, lo que a su vez relaja las ataduras impuestas a los Tremere y les proporciona más libertad aún. Incluso los individuos interesados en lo espiritual ya no rinden cuentas necesariamente a Roma, gracias este nuevo misticismo espiritual, los Brujos gozan de más latitud aún.
Como resultado, una especie de arrogancia desmedida se ha apoderado de ellos. Al oír hablar a unos poces de ellos, uno pensaría que ya no son vampiros, sino que finalmente al alcanzado la crisálida hacia la “inmortalidad” que descubrieron y que les arrastró originalmente a la condenación. De hecho, el Clan Tremere presenta un rostro muy sociable ante el mundo durante la época victoriana, pero no mediante sus propias acciones. Esto último es algo de lo que muchos de ellos no se dan cuenta: su importancia actual no se debe a la cuidadosa reinvención que practican los Toreador, ni la dependencia de lo conservador que presentan los Ventrue. Más bien, la exaltación actual de los Tremere es poco menos que la coincidencia. ¿Acaso es de extrañar que a finales de la época victoriana, con todas sus simpatías por lo oculto, los Tremere vayan a terminar marginados de nuevo? Sin embargo, la verdadera cuestión es, ¿qué aprenderán los Brujos de la experiencia?

Resumen

La razon de ser de los Tremere siempre ha sido la autoconceptualización, y la comprensión de esta, como resultado del nacimiento de la Psicología, se alinea como el meteórico ascenso el clan durante este período. Los Tremere siempre han considerado a sí mismo hechiceros primero que Vástagos después, hecho que podría ser en gran medida responsable de la desconfianza que otro Vástago sienten por ellos. Sin embargo, ahora, las simpatías del mundo les proporcionan esta amplitud de movimientos, y a medida que aumenta su poder temporal, pocos Tremere se topan con el resentimiento que su filosofía ha engendrado en otros miembros de la Raza de Caín. Incluso aquellos que los reconocen, lo ignoran por considerarlo envidia por parte de criaturas de misticismo inferior.
Por lo tanto, la altivez caracteriza a los Tremere en la época victoriana tanto como su magia. Ciertamente, la práctica de la magia los convierte en aliados valiosos, y asienta finalmente su posición dentro de la nueva hegemonía de clanes políticos junto con los Toreadores y Ventrue, al menos dentro de la Camarilla. Sin embargo, estos aliados no tardarán en apuñalar por la espalda a los Tremere una vez que se desvanezca la pasión por el ocultismo. Que comprendan esto o no sigue en duda, ya que gozan de su recién adquirida preeminencia con toda la gracia que cabría esperar de tipos pedantes y solitarios sobre quienes sin saberlo recae la luz del favor popular.
Esto no significa que los Tremere sean presumidos. Más bien sucede que su arrogancia va pareja a su cautela, y su naturaleza pragmática evita que se vuelvan insoportables. De este modo, muchos se han dado a la política nocturna con fervor renovado, con la esperanza de extender en la medida de lo posible lo que consideran una situación temporal. Las alianzas de los Clanes, el apoyo de los príncipes de las ciudades, el intercambio de magia de sangre por favores… todas estas actividades se han convertido en el modo operando de los Tremere.
Sin embargo, las viejas costumbres se resisten a desaparecer, y los miembros más experimentados del clan han demostrado una notable resistencia a la gloria que la época es depara. Para otros Vástagos maduros, el coqueteo de los mortales con las ciencias ocultas pasará, y al no abandonarse nunca a los excesos que ése les permite, nunca terminarán añorando el esplendor perdido. Aunque esto todavía no se ha desarrollado hasta formar un cisma dentro del clan (y, ¿cómo podría en un período de 2 años en el caso de una criatura para quien en un año pasa en un momento?), sí es motivo de intensos contrastes en el punto de vista de antiguos y neonatos.
El Abrazo de los Tremere sigue siendo tan riguroso como siempre, y los sires escogen a posibles chiquillos según el grado de utilidad que puedan tener para el clan. En la mayoría de los casos, esto se traduce en la habilidad para a hechicería, o la capacidad académica, pero en otros casos, el clan necesita a unos cuantos diplomáticos de pico de oro y a gente de la alta sociedad que les permitan aprovechar al máximo el potencial que les ofrece el espíritu cultural de la época. Por lo tanto, en estos tiempos no es raro que reciba el Abrazo un Tremere procedente de las filas de la nobleza añeja o de una familia de comerciantes bien relacionada, o que incluso que un Tremere dé el Abrazo a un cont5rabandista con gran habilidad para obtener artefactos olvidados y escamotearlos a las autoridades dudosas.

Disciplinas

Auspex, Dominación y Taumaturgia.

Debilidades

Todos los neonatos Tremere, cuando son creados, deben beber sangre de los siete Antiguos del clan. Esto quiere decir que todos los Tremere están al menos un paso más cerca de tener un Vínculo de Sangre con el clan y, por lo tanto, deben vigilar sus pasos con mucho cuidado cuando estén cerca de sus jefes.
avatar
Victorian Age
Admin

Mensajes : 121
Fecha de inscripción : 29/04/2013

Ver perfil de usuario http://victorianage.foromx.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.